KAFETA MUJER Y LOCURA

8juny_kafeta_mujer-y-locura

El 8 de junio en el CSO La Gordísima, se llevo a cabo la kafeta Mujer y Locura, un taller participativo propuesto por el colectivo La Asamblea de Majaras. El taller estaba abierto a la participación de todas las sexualidades

Nos juntamos unas 30 personas, y nos dividimos en grupos pequeños para trabajar y facilitar el que todas las voces pudiesen ser escuchadas.

El espacio lo preparamos con algunas exposiciones que nos ponían en ambiente: frases misóginas de algunos de los considerados grandes pensadores y filósofos considerados “padres” de nuestra cultura, frases de altos representantes de la iglesia católica e imágenes que condicionan cómo se nos ve en función del binomio hombre-mujer.

El taller se desarrolló primero con una pequeña presentación, y comenzamos reflexionando sobre cómo se construye socialmente la identidad de género. Para ello se planteó la pregunta : Qué mensajes nos han llegado sobre cómo tiene que ser una mujer, en los diferentes contextos de socialización (familia, escuela, grupo de amigas o pareja, medios de comunicación) y los valores que se trasmiten en el conjunto de la sociedad.

Tras el debate en grupos, se hizo una puesta en común, en la que salieron muchas ideas, algunas de ellas son:

Responsable, Cuidadora, Discreta, Estudiosa, Inocente, Romántica, Sufridora, Fina, delicada, Sensual, Perfeccionista, Limpia, pulida, Frívola, Superficial, Provocativa, Empática, Mediadora, Pasiva y callada, Histérica, loca, Inestable, Dependiente, Sensible, Complicada, compleja, Sumisa, Comprensiva, Dulce, emotiva, frágil, Paciente, Indefensa, Charlatana, cotilla, Ordenada, predispuesta, Sacrificada, Secundaria, segundo plano, Alma familia, Madre, Exclusiva, Celosa, Fiel, Mujer objeto, Protectora, Respaldo hombre, Cuidado imagen, No protagonista, Heterosexual

En relación con estos atributos, que se adjudican a la mujer, convirtiéndose en estereotipos y probables prejuicios, vimos la relación con los síntomas de los llamados trastornos psiquiátricos, según el DSM-IV, más diagnosticados en mujeres: trastornos depresivos, de ansiedad, de personalidad por dependencia, manías, fobias y los trastornos sexuales, de ninfomanía o frigidez.

Se creó un debate en torno a las parafílias (prácticas exhibicionistas, sado-masoquistas, vouyerismo, etc.), que son más diagnosticadas en hombres y el origen y significado psicológico de la histeria. Se señaló que aún existe el diagnóstico de disforia de género, donde se medicaliza y patologiza la transexualidad y transgénero.

Estos roles impuestos de género se etiquetan como enfermedad mental en el momento que se transgredes el género que te ha tocado según la biología, por exceso o por defecto;  en función, por ejemplo, de demasiado deseo sexual (ninfomanía), o su carencia (frigidez), y lo mismo sucede con la sensibilidad emocional, el victimismo, el cuidado de las otras, etc.. , al final, es un doble prejuicio: “si cumples el mandato de tu género estás atrapada en no ser nadie, pero si te rebelas, eres castigada”.

Uno de los textos que se discutió para preparar este taller hablaba de cómo podíamos construirnos mujer, sin volvernos locas.

A continuación pasamos al segundo bloque del taller, nos repartimos de nuevo en grupos pequeños, esta vez según la identidad de género que cada una sintiera y no necesariamente según el binomio mujer-hombre.

Se crearon 4 grupos no mixtos, en el que se reflexionó en torno a la pregunta: Estos roles, esta construcción de género, cómo nos afecta psicológicamente, qué malestares emocionales nos provoca.

La idea era intentar mirar hacia una misma y reconocer la opresión de género que vivimos cada día, como recurso para poder enfrentarla y reconstruir esos aspectos que nos provocan dolor y violencia.

Puesta en común :

Grupo de hombres: 

Necesidad seguridad

Respuesta a situaciones violentas

Complejos físicos

Ligue práctica caza con posibilidad fracaso

Seducción

Negativa solidaridad masculina (complicidad de género)

Postura comodidad

No ser menospreciados

Privilegiados vs menos desfavorecidos

Modelo hombre no permite encontrarse

Seducción como prestigio

Dimensión fálica relación sexual

Imagen de adolescencia

Imitar otros roles adultos

Temerarios como forma de forzar límites

-Grupos de mujeres:

Inseguridades

Falta referentes

Proceso adolescencia

Rechazo de lo feminino e incorporación de lo masculino

Otra manera

Rabia

Opresión

Angustia

Amor romántico

Dificultad infidelidad

Racionalidad emociones

Frustración

Echar en falta la presencia de hombres que hayan hecho algún trabajo en respecto

Enfado

Lucha secundaria para hombres por pérdida privilegio

Más exigencia que crea angustia

Asumir posiciones del rol masculino para ser consideradas y escuchadas

Relación en lo privado

Emocionalidad (subjetiva → dona) vs Racionalidad (verdad → hombre)

Inteligencia masculina como superior

Rubia, malestar, angustia

Ansiedad por el auto control

Más trabajo

Agresiones movimientos sociales

Agresiones y abusos en movimientos sociales

No → no entender ‘no’

Piropos

Pérdida de espacios

Sensación siempre en peligro

Miedo

Qué hace una mujer sola?

Responsable de reproducir lo enseñado

Dolor físico

Rol dependiente

Conflictos de independencia

Tareas casa

Cuidado personas

Falsa igualdad

Interiorización modelos

Dificultad par responder o replicar

 

Desde ahí abrimos el debate colectivo. Algunas de las ideas que se discutieron:

-Resulta sorprendente al menos que en los grupos de mujeres aparezca mucha rabia, enfado, frustración, en cambio en el de los hombres es más escueto. Se manifiesta la necesidad de que los hombres se cuestionen esa masculinidad y todas las opresiones de género que ejercen.

-Estamos de acuerdo en que los hombres son conscientes de esto y hay que trabajar más

-Todas somos diferentes y estamos aprendiendo

-Es muy importante que se creen estos espacios de encuentro para trabajar más el tema, seguir transformando las relaciones de poder

-Vamos aprendiendo conjuntamente cómo lo podemos hacer.

Y hasta aquí nos dio el espacio, un par de horas de encuentro colectivo, donde cada una nos llevamos más preguntas a casa. Después, la Asamblea de Joves de Sagrera y Sant Andreu (La Trinxera) preparó un delicioso sopador, y tuvimos un rato más para compartir y charlar de manera más informal.

mujer-y-locura-kafeta4

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s