Somos peligrosas!

Desde que existen, psiquiatría y penalidad han ido siempre de la mano y es por ello que la relación indisoluble entre crimen y locura se sostiene y mantiene, condicionando la relación social entre las personas diagnosticadas y no normativas con la sociedad, justificando e incorporando, a las conocidas del encierro, las medidas de seguridad y la medicación, las forzosas medidas eugenésicas, eutanásicas y la cadena perpetua.

El código penal no deja de ser un instrumento punitivo más que parte desde un encuadre condicionado por los discursos de los estados modernos encaminados hacia la construcción de supuestos procesos de experiencias democráticas.

Nada más lejos de la realidad. La construcción de los nuevos estados penales que se imponen desde la lógica capitalista y anteponiendo la seguridad a la libertad, se ajustan con precisión a los procesos del “populismo punitivo”, que recurre a la creación de falsas alarmas sociales y a inexistentes amenazas que se generalizan desde situaciones muy concretas, excepcionales y de difícil repetición.

Difundiendo hipotéticas amenazas contra la población y “la convivencia en paz”, los gobiernos despliegan todo un cuerpo legislativo punitivo-vengativo de extraordinaria excepcionalidad, que convierte a estos nefastos códigos democráticos en totalitarias “leyes de vagos y maleantes” o de “peligrosidad social”, cuyo único objetivo es apuntalar la represión desde las rancias lógicas ultraconservadoras de la “exclusión” y la “limpieza social”, ampliando en esta ocasión los espectros de los estigmas a perseguir, y generando “sujetos peligrosos” o “monstruos” que deben ser neutralizados o apartados de la sociedad, trastocando el modelo reinsertador de la sociedad del bienestar, por el paradigma ultraconservador del forzado arrepentimiento, la venganza, el control y la represión sin apariencia de venganza, control o represión.

Esos “sujetos peligrosos” o “monstruos”, no somos otrxs que las personas críticas y resistentes de los llamados movimientos sociales, así como todas las que no se ajustan a sus criterios de normatividad y que han quedado excluidas de este modelo social de precariedades impuestas:

Las personas que han perdido su trabajo, las que desde hace tiempo no consiguen encontrar trabajo, las que tienen sus viviendas hipotecadas, las que han sido desalojadas de sus casas, las que nunca han tenido casas que perder, las que han perdido sus pequeños ahorros de toda la vida, las que viven de una economía al día, las que nunca tuvieron posibilidad de tener ahorros, las que de pronto enferman gravemente, las que tienen un diagnóstico en salud mental y son declaradas “peligrosas” por ello, las que han quedado excluidas de la red de salud, las que están encerradas en las prisiones a causa de sus dependencias a sustancias o las que entraron por cuestiones de pobreza, las que decidieron vivir su sexualidad como la sentían, las que no se adaptaron al rol de hombre o mujer impuesto.

Las que se cansaron de ser explotadas por un sueldo de miseria. Las que rechazan la indecencia de este sistema. Las que quieren plantearse otra manera de vivir diferente a la que imponen los mercados. Las que vinieron de otros lugares y encontraron el horror buscando bienestar.

Las que llegaron por la muerte, la pobreza y el hambre en sus países. Las que nunca tuvieron nada que poder compartir… ¡Las que ya sólo les queda la calle!

A todas nosotras, y a muchas otras más, esta nueva reforma del código penal nos tiene reservado el espacio del castigo para lxs indeseables, lxs ingobernables, los casos perdidos. Y sólo, no renunciando a luchar por vivir nuestra vida de forma colectiva, conseguiremos que las lógicas de la exclusión, del miedo y del castigo, fracasen.

O luchamos por vivir nuestras vidas, o sufriremos por vivir su no-vida…

 

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s